Twitter @enriquehuertab

8 de diciembre de 2016

Economistas Hart y Holmström premiados con el Nobel por aportes a la Teoría de los Contratos

El término contrato, según el Diccionario de la Real Academia Española[i], viene del latín contractus y significa “Pacto o convenio, oral o escrito, entre partes que se obligan sobre materia o cosa determinada, y a cuyo cumplimiento pueden ser compelidas”. Más de las veces, el contrato es un documento que recoge las condiciones pactadas entre las partes y sus efectos. Este año el Banco de Suecia decidió otorgar el premio Nobel de Economía a Oliver Hart y Bengt Holmström por sus valiosos aportes a la Teoría de los Contratos.

Al abordar el tema, de por sí surgen, entre otras, estas preguntas: ¿Qué es la Teoría de los Contratos? ¿Quiénes son Oliver Hart y Bengt Holmström y qué aportaciones han hecho a esa teoría para ser premiados con el Nobel de Economía?
La Teoría de los Contratos
Las economías modernas necesariamente se mueven más y más a través de la celebración de contratos, y las aportaciones hechas por ambos laureados son sumamente valiosas, habida cuenta que ayudan a comprender las ventajas, peligros y potencialidades en el diseño de los contratos o acuerdos legales que suelen implicar conflictos de interés, por lo que deben ser diseñados adecuadamente para garantizar que las partes tomen decisiones mutuamente beneficiosas. Los galardonados de este año, han aportado a la teoría de los contratos, un marco global para el análisis de muchas cuestiones en el diseño de los acuerdos, tales como el pago basado en el rendimiento para los altos ejecutivos, deducibles y copagos en el seguro, y la privatización de las actividades del sector público.[ii]
La teoría de los contratos analiza esencialmente qué se busca con un contrato suscrito por las partes y cómo se elabora éste y se van fijando las condiciones y previendo qué efectos consecuentes podría tener, sobre todo para los agentes que intervienen en el mundo de las empresas y los negocios.
Los profesores Hart y Holmström señalan, al respecto, cuándo se deben establecer las retribuciones fijas o variables, o si en un hospital debería mantener una gestión privada o pública. Ellos han desarrollado hipótesis sobre cómo establecer la retribución para los directivos de la empresa a fin de beneficiar a los accionistas y optimizar el valor a largo plazo para estos.
¿Quién es Oliver Hart?
Oliver Hart nació en Londres en 1948 y es nacionalizado de los Estados Unidos. Se graduó en Matemáticas en la Universidad de Cambridge, pero se pasó a la Economía donde obtuvo su doctorado por la Universidad de Princeton. Ha sido docente en las Universidades de Essex y Cambridge, la Universidad de Pensilvania, la London School of Economics y el Massachussets Institute of Technology (MIT). Actualmente es profesor de Economía en la Universidad de Harvard, donde enseña desde 1993.
Su trabajo se ha centrado en la teoría de los contratos, la teoría de la empresa, las finanzas corporativas, el derecho y la economía. El eje central de sus investigaciones es el papel que desempeñan las estructuras de propiedad y los acuerdos contractuales en el gobierno de las empresas.
Las investigaciones que ha realizado le han llevado a ser un experto en dos procesos legales del gobierno de Estados Unidos. Oliver Hart es miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, y también de la Academia Británica.
¿Quién es Bengt Holmström?
Bengt Holmström es finés. Nació en Helsinki en el año 1949. Precisamente en la universidad de Helsinki realizó los estudios de matemáticas, física, física teórica y estadística y realizó su doctorado en la Universidad de Starford en el año 1978. Actualmente es profesor de Economía y Empresa en el Massachussets Institute of Technology (MIT), donde dirigió el departamento de Economía durante el periodo 2003 al 2006.
Luego de laborar varios años en varias empresas del sector privado, entre ellas en el grupo A. Ahlstrom, su carrera la centró en el ámbito de investigación académica. Fue profesor asistente en la Escuela Sueca de Economía y Administración de Empresas, a finales de la década de los 70 fue profesor asistente de Economía empresarial en la Universidad de Northwestern, y de aquí se trasladó a Yale para ejercer el cargo de profesor de Economía entre los años 1983 al 1994, antes de llegar al Massachussets Institute of Technology (MIT). Es en esta Universidad que desarrolla sus investigaciones sobre la teoría de los contratos y el papel de los incentivos.
También es miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y de las principales academias científicas de Suecia y Finlandia.
¿Qué aportes han hecho ambos premiados a la Teoría de los contratos?
Las investigaciones últimas apuntan a examinan como se puede hacer para mejorar la eficiencia de los contratos. Se intenta analizar sobre la posición de todas las partes involucradas en un contrato y buscar el beneficio de todos. Hay que tener en cuenta que en la economía todo, o casi todo, funciona a través de los contratos. Sin embargo, ¿cómo funcionan los contratos de las hipotecas? ¿para qué recurrir al seguro de la casa o de un automóvil? ¿para qué pedir un préstamo? o ¿cómo funciona el contrato laboral?[iii]
Las investigaciones de Hart y Holmström se centran en cómo se deben fijar los equilibrios de las diferentes partes. Por ejemplo, la teoría explica por qué las empresas aseguradoras nunca reintegran todo el valor de la casa que ha sufrido un incidente, o cuando le roban el automóvil a su propietario. La teoría delinea los incentivos adecuados para fomentar que las diferentes partes tengan el mayor cuidado posible para evitar que ocurra el incidente sobre el bien que se asegura.
Otro ejemplo está en la retribución de las gestoras de grandes empresas que velan por los intereses de los accionistas y no por maximizar los beneficios personales. Según las investigaciones de los recientes premiados con el Nobel, un nuevo empresario o emprendedor debe regir sobre la empresa cuando las cosas funcionan correctamente, sin embargo, los derechos de los inversores se deben ir perdiendo cuando el rendimiento de la empresa se va deteriorando a través del tiempo.
Las investigaciones de Hart y Holmström también han tenido un gran efecto al momento de decidir en qué áreas se debe localizar una empresa, o que políticas públicas pueden privatizarse y cuáles no.
En particular, las contribuciones de Oliver Hart se centran en la imposibilidad de especificar en un contrato todo lo que podría pasar a futuro, de aquí que sea necesario tener unas reglas preestablecidas generales de fallo que dejen claro cuáles son los derechos de todas las partes implicadas. Cuantos más derechos se tengan en los contratos, más incentivos habrá para invertir en la relación contractual. En materia contractual en innovación y desarrollo, establece que lo ideal sería que los científicos participen en la propiedad ya que así se obtendrán mejores resultados.
En tanto en las investigaciones de Bengt Holmström el análisis se centra en cómo establecer las remuneraciones y las oportunidades de promoción de los ejecutivos dentro de los contratos. Sus investigaciones concluyen que no se puede vincular la remuneración de forma exclusiva al comportamiento de los títulos de la empresa, porque sería como retribuirlos en función aleatoria. Es decir, en empresas con un alto riesgo, recomienda tener una estructura de sueldos fijos de los ejecutivos. En cambio, aquellos a quienes se pueda medir su trabajo se debería pagar en proporción directa a su esfuerzo y rendimiento.
Ambos laureados consideran que la remuneración del ejecutivo debe ser fija para no menoscabar la enseñanza de habilidades que no se pueden medir. Es decir, los contratos ayudan a ser cooperativos y tener confianza.

El Premio Nobel va acompañado de ocho millones de coronas suecas, una donación que hace el Sveriges Riksbank, el banco central más antiguo del mundo. El nombre del galardón es “Premio del Banco Central de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel”.

4 de octubre de 2016

GANÓ EL "NO" EN EL PLEBISCITO POR LOS ACUERDOS DE PAZ EN COLOMBIA

El plebiscito del domingo último por los acuerdos por la paz tuvo un resultado sorpresivo. Los votantes colombianos rechazaron, mediante votación, el acuerdo alcanzado por el gobierno colombiano con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, dejando perplejo al gobierno del presidente Santos y sumiendo en la incertidumbre el futuro del proceso de paz con los insurgentes luego de 52 años de guerra.




Los colombianos votaron el pasado domingo por el "no" a los acuerdos de paz firmados entre el gobierno y las FARC. Al 99,98% de las mesas de votación escrutadas en el plebiscito, según la Registraduría Nacional del Estado Civil[1], entidad encargada de realizar las elecciones, el 50,2% de los votantes hasta ahora contabilizados optaron por el “No”, mientras que el 49,7% decidieron por el “Sí”. Esos porcentajes matemáticamente adelantan el resultado definitivo.

Dicho organismo electoral también indicó que efectivamente votaron más de trece millones de personas de los casi 34,9 millones de colombianos habilitados para hacerlo, es decir, una participación un poco mayor del 37%.

El resultado es sorprendente, si se tiene en cuenta que las encuestas de las últimas semanas mostraban un triunfo del 'sí', aunque las diferencias no eran grandes. También es de señalar que algo más de 250 mil votos fueron nulos o en blanco.

Pareciera que la abstención de casi 63% de los votantes y la nebulosa imagen de la guerrilla después de 52 años de insurgentes y que habría dejado un saldo de más de 220,000 víctimas, así como algunos términos "excesivos" de las casi 300 páginas de los acuerdos redactados en la Habana habrían sido determinantes en el resultado de la votación, que ninguna encuesta atinó a predecir.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos[2] inició los acuedos de paz hace más de cuatro años, siguiendo las intenciones manifiestas de algunos líderes colombianos desde 1982, y dijo el mismo domingo de la votación "soy el primero en reconocer el resultado" del plebiscito y aseguró que el cese el fuego bilateral con las FARC seguirá vigente y que el mismo lunes convocará a todas las fuerzas políticas, en especial a las de oposición, para escucharlas y seguir buscando una salida dialogada al conflicto con las FARC. Evitar que continúe el conflicto armado, es el primer desafío del gobierno.
Desde Cuba, el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido como "Timochenko", dijo que los insurgentes continuarán buscando una solución negociada a las hostilidades[3].

Sin embargo, en la práctica, con los resultados del plebiscito por la paz Colombia ingresa a un limbo lleno de incertidumbres. Nadie sabe con exactitud qué habrá de ocurrir en el futuro a partir de ahora, máxime si en los momentos previos a las elecciones el presidente Juan Manuel Santos aseveró que no había un “Plan B”.




INTRODUCCIÓN A LA ÉTICA Y LA MORAL

Econoticias mundo: DESDE WALL STREET.tv - Análisis semanal del 3 al 7 Oct

VIDEOEDUCATIVO: Premio Nobel de Economía 2016 Oliver Hart y Bengt Holmstrom

ECONVIDEO: Perú, el neoliberalismo y el engaño al pueblo

VIDEO DE INVESTIGACIÓN: Umberto Eco - Cómo se hace una tesis (LEA Y/O ESCUCHE))

VÍDEOEDUCATIVO: 15 MegaContrucciones Que Se Realizan En Perú

ECONOVIDEO: El Hambre en el Mundo - Documental

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Asociado a