Twitter @enriquehuertab

29 de mayo de 2017

INVERSIÓN PRIVADA Y DESACELERACIÓN ECONÓMICA EN PERÚ

El Producto Bruto Interno del país registró un crecimiento de 2,1% en el primer trimestre de 2017 frente al 4,4 % observado en similar trimestre de 2016, a pesar de la expansión de las exportaciones mineras derivadas del impulso de la producción de cobre de las minas que entraron en la fase de operación desde fines de 2015. Las causas parecen estar en la menor dinámica de la Demanda Interna, es decir, en la caída de la inversión privada y pública, además del consumo privado. Con este resultado, continúa la desaceleración del PBI iniciada en el segundo trimestre de 2014. 



Inversión y producción en la teoría económica

En la teoría económica, según el método de la función de producción, una función de producción acumulada representa formalmente a la transformación de los insumos en producción. En el modelo estándar el nivel de producción depende de solo dos insumos, la mano de obra y el capital, y de la tecnología existente.

Al modelo estándar de producción se le denomina función de Cobb-Douglas, tanto por el matemático Charles Cobb como por el economista Paul Douglas, quien fuera Senador de Estados Unidos por el Estado de Illinois. Al comprobarse empíricamente, esta función arroja estimaciones de la receptividad de la producción a la variación en los insumos. Ampliamos esta especificación básica dividiendo el capital en privado (de las empresas) y público (como infraestructura aportada por el gobierno) que también incide en la producción (1).

Probables causas de la desaceleración económica peruana

El menor dinamismo de la actividad económica del primer trimestre de 2017 parece explicarse esencialmente por la caída de la Demanda Interna, es decir, por la desaceleración no solamente del consumo privado, sino también a la caída de la inversión privada y del gasto público (2).  

El gasto de consumo privado registró un bajo crecimiento como consecuencia no sólo de los eventos negativos provocados por el fenómeno El Niño Costero, sino sobre todo porque la mayor parte de los indicadores del consumo como el ingreso principal, la masa salarial, el empleo y la confianza de los consumidores mostraron un deterioro respecto a los niveles que se habían observado en los trimestres previos.

Por su parte, la inversión privada registró una caída de 5,6 % en el primer trimestre, resultado de la paralización de obras de infraestructura asociadas a los operadores brasileños y a una caída de la inversión minera, aunque en menor magnitud a lo observado en 2016. La confianza empresarial, que tiene una alta correlación (positiva) con la evolución de la inversión privada, particularmente con la no minera, mostró una moderación en el primer trimestre del año.

Es de resaltar que la inversión privada del primer trimestre de 2017, como porcentaje del PBI nominal, disminuyó a 17,3 %, es decir, 1,8% menos a la ratio observada en el primer trimestre de 2016 (19,1 %) y el más bajo registrado desde 2009. Más aún, la inversión privada no cesa de disminuir en los últimos 13 trimestres consecutivos contados desde el cuarto trimestre de 2013, cuando alcanzó el 21,3% del PBI. En total, la caída es del 4% del PBI, tal como puede verificarse en la información de gráfico que antecede.  

En cuanto a la a inversión pública, ésta se retrajo de 3,5% del PBI nominal en el primer semestre de 2016 I a -0,7 del PBI en el mismo trimestre de 2017, conforme el ente emisor.

Expectativas de crecimiento rebajadas

Con todo lo antes señalado, las expectativas de crecimiento macroeconómico, según los analistas económicos y el sistema financiero, al mes de abril último, alcanza al 2,5% en 2017, mientras que las empresas no financieras todavía apuntan al 3,2 %, según los datos del BCRP, pero ambas cifras muy por debajo de lo esperado inicialmente.

Implicancias de política económica

Tanto el aumento de la inversión privada como pública se vinculan directamente al del crecimiento económico. Los efectos de corto plazo podrían ser significativas si están alineadas especialmente al plan de reconstrucción y rehabilitación de los territorios afectados por El Niño Costero, y podrían ser aún más intensos en el largo plazo para la economía nacional y las regionales como la ancashina, con bajo stock de capital público y privado, por tener sus economías en relativo abandono y descuido.

De éstas observaciones pueden derivarse al menos dos consecuencias de política económica. Primero, es necesario y oportuno debatir sobre los montos de transferencias de canon minero y el uso de los saldos no invertidos en años anteriores para incrementar el presupuesto de inversiones públicas en l nación y en las regiones. Segundo, nuestro país puede beneficiarse del financiamiento externo, sean inversiones extranjeras directas o endeudamiento, en condiciones no concesionarias para inversiones nuevas y redirigirlas a sectores económicos que diversifiquen la producción atendiendo su productividad económica; aunque es probable que estas nuevas inversiones solo permitan obtener beneficios tangibles recién con el correr del tiempo.

Referencias:

(2)  BCRP, Notas de estudios N° 37 – 18 de mayo de 2017 1, Informe Macroeconómico: I Trimestre de 2017.

ECONOVIDEO: Arequipa crece - Sus Centros Comerciales - El Mundo Retail en Arequipay

Econoticias mundo: Empresa taiwanesa reemplaza a 60 mil trabajadores por robots

ECONVIDEO: 15 Mega Construcciones del PERU al 2017

VÍDEOEDUCATIVO: "¿Robots: Amenaza laboral?" Oppenheimer Presenta # 1519

VIDEO: LAS 10 ESTRATEGIAS DE LA MANIPULACIÓN DE MASAS.

ECONOVIDEO: LA TIERRA ESTA MURIENDO

INTRODUCCIÓN A LA ÉTICA Y LA MORAL

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Asociado a